Nuestra Patrona - ASOCIACIÓN DE VETERANOS PARACAIDISTAS DEL EJÉRCITO DEL AIRE

Vaya al Contenido

Menu Principal

Nuestra Patrona


NUESTRA SEÑORA DE LORETO

PATRONA DE LOS PARACAIDISTAS DEL EJÉRCITO DEL AIRE


La denominación de Loreto se debe a una fiel “tradición” es decir, un hecho transmitido desde el siglo XIII, al principio sólo oralmente y, a partir de la segunda mitad del siglo XV, fijado en documentos escritos. Esta tradición narra que en el año 1291, cuando los cruzados se vieron obligados a abandonar la Tierra Santa, la Casa de la Virgen donde se encarnó el Hijo de Dios y donde pasó la mayor parte de su vida junto a la Virgen María y San José (Luc.2, 51-52) en Nazaret (Palestina) fue transportada mediante misterio angélico desde Nazaret a Tersaco, en Dalmacia, y desde allí, en la noche del 10 de diciembre de 1294, al monte de laureles, en el territorio de Recanati (Italia). El Papa Benedicto XV, por decreto del 24 de marzo de 1920, declaró y constituyó a Nuestra Señora de Loreto patrona de todos los aeronautas. El 7 de diciembre de 1920 SM el Rey Alfonso XIII, previa información y petición del Provicario General Castrense, pone bajo el patrocinio de Nuestra Señora de Loreto, el Servicio de Aeronáutica Militar; desde entonces el personal del Ejército del Aire español ha encontrado en Ella el apoyo espiritual y la confianza en su trabajo. La fiesta anual de Nuestra Señora de Loreto se celebra el día 10 de diciembre.


SALVE AVIADORA


Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo,
de la hermosura una estrella,
de la pureza el fulgor;
fuente del más puro amor,
nuestra esperanza está en ella,
Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo.


Si nuestras alas se quiebran,
al final de nuestro vuelo,
antes de llegar al suelo,
tus brazos con amor se abran,
Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal