Creación de la EZAPAC - ASOCIACIÓN DE VETERANOS PARACAIDISTAS DEL EJÉRCITO DEL AIRE

Vaya al Contenido

Menu Principal

Creación de la EZAPAC

Nuestra Historia




CREACIÓN DE LA ESCUADRILLA DE ZAPADORES PARACAIDISTAS


La nueva unidad creada, tendría su centro de operaciones en la Base Aérea de Alcantarilla, dicha unidad, cuyo nombre Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas, heredaría el historial del disuelto Escuadrón.  

Dependiente Operativamente de la Jefatura de Aviación Táctica, y administrativa y logísticamente de la propia Escuela. Heredó todo el material y armamento que le dejara el antiguo Escuadrón; en cuanto al armamento, básicamente estaba constituido por el subfusil Star Z-45, pistola Star 9mm. Largo, el fusil ametrallador Dreyse, lanzallamas, mortero Valero, pistola de señales, el insustituible mosquetón Mausser  de 7´92 mm, el novedoso CETME, la ametralladora Alfa, el fusil ametrallador FAO.

En cuando a la uniformidad, se siguen manteniendo básicamente los equipos y trajes de saltos, aunque con ligeras variaciones; por ejemplo, la clásica chichonera de salto fue suprimida y en su lugar se empezó a utilizar el casco de origen estadounidense M-1, las célebres tobilleras que se utilizarán en antaño se siguieron utilizando pero en menor medida, siendo sustituidas por botas también estadounidenses poco a poco, aunque con algunas variaciones que se hacían en la Base. En lo se refiere a medios aéreos, el transporte básico de salto seguía siendo el viejo y fiel Junker-52, y el novedoso DC-3.

El 11 de marzo de 1.966 la Escuadrilla dependería operativamente del Coronel Director de la Escuela. En estos primeros comienzos de la unidad, a la Escuadrilla se le asignó unos cometidos y operaciones muy concretos: señalizar objetivos a la propia Aviación, recoger y transmitir por sus propios medios y en territorio enemigos datos e información para las operaciones del Ejército del Aire, y realizar pruebas y  exhibiciones en las competiciones y concursos tanto nacionales como internacionales en la cual la Escuadrilla tomara parte.

El 18 de noviembre de 1.971, la Escuadrilla recibe la orden de integrarse por completo como una unidad aérea más en la Jefatura de la Aviación Táctica, (Mando Aéreo Táctico), pasando a ocupar el acuartelamiento de El Copero, en Sevilla; en marzo de 1.973, pues así los aconsejaban razones de proximidad al Aeródromo Militar de Tablada, donde estaba la sede del Mando Aéreo Táctico (MATAC). De este modo, la Escuadrilla acentuaba su carácter de unidad independiente, y aunaba la posibilidad de participar más directamente en los ejercicios y maniobras en los cuales participaba el MATAC. Pero la Escuadrilla duró poro en El Copero, desde marzo de 1.973 hasta abril de 1.974, pues la ubicación no era la correcta para este tipo de unidad, ya que las exigencias del orden logístico, como almacenaje, conservación y plegado de paracaídas no eran la idóneas para este material, aparte de no poder disponer de una base operativa con Aviación de Transporte para su inmediata activación/actuación, aconsejaron al final que la Escuadrilla volviera a su base de nacimiento.

Desde su creación en 1.965 hasta el conflicto del Sáhara en noviembre de 1.975, la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas va completando sus ciclo de profesionalización y ampliando sus funciones siempre dentro de una limitaciones; al crearse la unidad se le fija también una estructura que consistía en: Mando, Oficina de Administración y Personal, Sección de Destrucción y Golpes de Mano, y Sección de Zapadores Señaladores Guías. Con el transcurso del tiempo, la unidad fue adaptando su organización a la nueva estructura y a las modernas técnicas y medios del Ejército del Aire.

En el año 1.974 su Sección de Pruebas y Exhibiciones se independiza de la Escuadrilla. Durante este periodo de tiempo las actividades de lanzamiento fueron muy deficientes al carecer de medios aéreos adecuados, debiendo utilizarse muchas veces avionetas U-9 para la prácticas de lanzamientos de paracaidistas, sobre todo en el tiempo que la unidad estuvo destinada  en El Copero, incluso se dispuso del avión del Jefe de la Segunda Región Aérea, un T-3, al que previamente había que quitarle los asientos, a pesar de estas circunstancias, todas las semanas había salto en El Copero.

Aún así, la Escuadrilla sigue con su plan de instrucción, de maniobras y competiciones, de este modo, en junio de 1,969 la unidad participa representando a España en la Primera Copa “General Ailleret” en Fontainebleau (Francia). En marzo de 1.971, su personal realiza una exhibición acrobática  de descenso en paracaídas en presencia de los Príncipes de Espala, Juan Carlos y Sofía, y de todo el Gobierno del Estado, en el estadio de Vallehermoso (Madrid); durante todo este tiempo representantes de la unidad competían en todos los campeonatos nacionales de paracaidismo. En 1.972 participa toda la Escuadrilla en una exhibición aérea realizada en Tablada, y de nuevo ante los Príncipes de España con motivo de la inauguración de una placa conmemorativa de la hazaña del capitán Vara del Rey. Participan también en las exhibiciones aéreas del Albacete, y en la Base Aérea de Zaragoza, con motivo de la Festividad del Pilar.

En 1.972 se da un paso adelante al realizarse lanzamientos a alta cota con el empleo de oxígeno, por primera vez en España, participando la USAF, y en 1.979 se efectúa el lanzamiento en alta cota también, pero esta vez con material genuinamente español y desde un avión C-130 “Hércules” (T-10) a una altura de 35.000 pies, quedando por debajo del record europeo que estaba en 1000 pies más. Durante los ejercicios “Primavera 77”,  y en presencia del Rey, se efectúa el lanzamiento masivo de carga por primera vez en España, 24 contenedores con un total de 12.000 kg. en el Polígono de Tiro de Las Bardenas.

Además participa la Escuadrilla en las siguientes maniobras con otras unidades del Ejército:
Sarrio II, Plutón 72, Orellana 73, Orellana 78, Velero 79, Crisex 79, Azor 1, Cóndor, Galias, Crises 81, Iberia (Francia), Air-Tatoo (Inglaterra), y Greta.


Desde que en 1.974 empezaran las hostigaciones del Frente Polisario, el Ejército del Aire estuvo en constante alerta. Un decreto, 1.381/75, de fecha 28 de junio, reorganizaba las fuerzas armadas destinadas en el Sáhara, constituyéndole el Mando Unificado de la Zona de Canarias, recayendo su jefatura en un teniente general o almirante, siendo el Jefe del Sector Aéreo de Canarias y del Sáhara por aquellas fechas el teniente general D. Javier Murcia Rubio, teniendo a sus órdenes a Ala 46, con base en el Aaiún. El enemigo no era verdaderamente el Frente Polisario, sino el Reino de Marruecos, que por entonces, y aún ahora, tenía ansias de expansión, reclamando el territorio del Sáhara cuando no tiene ningún derecho sobre él. El Rey Hassan II anunció una marcha de 350,000 marroquíes con una sola arma, el Corán, para apropiarse del territorio; esto produjo una emocional en el seno de Liga Árabe que apoyaron a Marruecos, exceptuando a Libia y Argelia, al ver que Marruecos quería extender sus dominios en el norte de África. En el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, se temía que los incidente terminaran en confrontación abierta entre dos países que tenía representación en la ONU, dictando el Consejo de Seguridad una resolución, 377, en la cual se decía que sin perjuicio de la medidas que tomara la Asamblea General y que los interesados pudieran emprender, el Secretario General, por aquel entonces era Kurt Waldheim, entablara consultas inmediatas con las partes involucradas.

El 17 de noviembre de 1975 la Escuadrilla de Zapadores es destinada a la Base Aérea de Gando, en las Palmas de Gran Canarias, en la denominada “ Operación Golondrina” o evacuación del Sáhara español, y puesta a las órdenes del General Jefe de la Zona Aérea de Canarias, en esta operación participan todas las Alas de transporte, la 35 y 37 y los aviones “ Hércules” del 301º Escuadrón, que transportaron en total a más de cinco mil personas que abandonaron el Sáhara, además de los cadáveres de los españoles enterrados en el cementerio de El Aaiún, también se transportaron miles y miles de toneladas de carga que no se dejaron en las manos del enemigo. Aquí en Gando estuvo la escuadrilla de Zapadores permaneciendo hasta el 20 de diciembre de 1.975, colaborando con las unidades del Ejército del Aire encargadas de la evacuación y dando protección a la base.

Durante los años 1972, 1979, 1980 Y 1981 la Unidad recibió cursos Halo-Haho, lanzamientos paracaidistas a alta cota con empleo de oxígeno de la Fuerza Aérea Norteamericana (USAF), adquiriendo un alto nivel en instrucción, medios y procedimientos en este tipo de lanzamientos paracaidistas, hasta el punto de batir el récord de España de altura de lanzamiento. También ha conseguido el record de distancia (50 Kilómetros) en modalidad HAHO.

El 30 de enero de 1983, gracias a la experiencia acumulada por la Unidad en materias de Supervivencia, Fuga y Evasión, Rescate de Combate y Resistencia (Trato de Prisioneros), se le asignó como cometido secundario la Instrucción de tripulaciones aéreas en tales materias, en sus diferentes ambientes.

El 9 de junio de 1983 se disolvió la SAATAC (Sección de Apoyo Aéreo Táctico) de la EZAPAC, cuyo personal y medios fueron destinados a la recién creada EATAM (Escuadrilla de Apoyo al Transporte Aéreo Militar, hoy EADA) que se ubicará en la Base Aérea de Zaragoza.

El 8 de enero de 1987 la Unidad inicia su participación en destacamentos SAR en La Coruña con misiones de rescate marítimo.

El día 20 de julio de 1987 se celebraría en la Base Aérea de Alcantarilla el Primer Encuentro Internacional de Supervivencia Aérea, con participación de nueve países de la OTAN.

La participación del EZAPAC ha sido constante en distintas misiones en el extranjero. Por primera vez lo hace en misiones de paz bajo el paraguas de la ONU en Namibia (misión UNTAG) dentro del primer destacamento del EA con el Ala 35, comenzando el 12 de marzo de 1989 y finalizando el 3 de Abril de 1990, tras la celebración de las elecciones del citado país.

El 22 de agosto de 1993 comienza la participación de la Unidad en la misión UNPROFOR (ONU) con equipos de control Aero táctico TACP-FAC (Tactical Air Control Party-Forward Air Controller), durante la Guerra de Bosnia-Herzegovina, continuando en las sucesivas misiones de implementación y estabilización de la fuerza (IFOR, SFOR de la OTAN) hasta el día 6 de julio de 2000.

El 18 de septiembre de 1994 la Unidad participa con equipos de seguridad y protección en el despliegue de un destacamento del Ala 35 en la misión UNAMIR (ONU) en territorio de Ruanda (con base en Kenia-Nairobi) durante la guerra civil ocurrida en ese país entre las etnias rivales Hutus y Tutsis.

El 9 de febrero de 1994 se reestructura la Unidad según Resolución 705-04-94 del Jefe de Estado Mayor del Aire, por la que se potencia la misma, aumentando su plantilla y medios, asignándole el rol principal SOF (Fuerza de Operaciones Especiales).

Dentro de la Operación Libertad Duradera de lucha contra el terrorismo internacional, estuvo en Yibuti dando protección a un destacamento de aviones P-3 Orión del Grupo 22 desde el 2002 al 2004 y en Mazar-e-Sharif como apoyo a las primeras elecciones democráticas de Afganistán, interviniendo con tres equipos de control Aero táctico TACP-FAC entre agosto y diciembre de 2004.

El EZAPAC finaliza medio siglo en el uso de una simbólica prenda de cabeza. La Boina negra paracaidista por excelencia fue sustituida el día 18 de mayo de 1997 por la Boina Verde.

A pesar de este histórico cambio, se han conservado en la nueva boina verde la orla y cintas negras, mediante las cuales los paracaidistas dedicamos un permanente recuerdo a nuestros caídos.

En el año 1997 el equipo de Al filo de lo Imposible y el EZAPAC batieron el récord de España de salto en caída libre desde alta cota (38.500 pies), lo cual demuestra su profesionalidad y alta capacidad operativa.

El 3 de mayo de 2002 la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas se constituye en Escuadrón de Zapadores Paracaidistas según la Instrucción número 81-2002 de 11 de abril del Jefe de Estado Mayor del Aire.

El 11 de abril de 2006, el EZAPAC pasará a formar parte de las unidades de combate junto a cuatro Alas y un Grupo de Combate, según Real Decreto 416-2006.

Desde mayo de 2005, el EZAPAC forma parte de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán ISAF (International Security Asisstance Force). Los tres equipos de control Aero táctico TACP asignados han estado apoyando a la Compañía QRF (Quick Reaction Force) desde la Base Aérea Avanzada FSB de Herat, y al Equipo Provincial de Reconstrucción PRT (Provincial Reconstruction Team) de Qala i Naw en la provincia de Badghis. Actualmente los tres equipos TACP están en la Base de Herat.

Otras aportaciones a ISAF la constituyen los equipos PJ,s (Para-rescue Jumper) integrados en la unidad de helicópteros SuperPuma del destacamento HELISAF, para dar seguridad y ayuda a la evacuación médica con base en Herat, y la contribución en el entrenamiento de batallones afganos con los equipos OMLT (Operational Mentoring and Liaison Teams).

El día 3 de mayo de 2002, la antigua Escuadrilla de Zapadores se constituyó en Escuadrón de Zapadores, según la Instrucción nº 81/2002 del Estado Mayor del Aire. Este cambio de entidad sin embargo no cambio el sobrenombre que sigue usando EZAPAC. Su nuevo guión es heredero de antiguas tradiciones paracaidistas.

El EZAPAC tiene la misión de llevar a cabo operaciones aéreas especiales en apoyo del poder aéreo y apoyar, dentro del concepto de Protección de la Fuerza, las operaciones de la Unidades Aéreas, y cuando se determine, a las Unidades de Fuerzas Aéreas asignadas a la OTAN.

Para cumplir la misión encomendada, el Escuadrón desarrolla las siguientes operaciones de combate y apoyo al combate dirigidas a alcanzar la superioridad aérea:

   * Misiones de acción directa o Direct Action (DA), Golpes de mano, neutralización y destrucción de objetivos.
   * Guiado terminal de armamento TGO (Terminal Guidance for Ordenance).
   * Destrucción de objetivos de oportunidad o preplaneados (AI, SEAD).
   * Control de combate en apoyo de aviones de transporte en lanzamientos paracaidistas y tomas y despegues en pistas no preparadas CCT (Control Combat Team).
   * Infiltración de patrullas de información y reconocimiento SR (Special Recoinnassance), que se consideran como inteligencia humana.
   * Operaciones de Rescate PJ (Pararrescue Jumper).
   * Instrucción de tripulaciones aéreas en supervivencia, fuga y evasión, rescate de combate, resistencia a interrogatorios y trato de prisioneros.
   * Constitución de Equipos de Control Aero táctico TACP (Tactical Air Control Party) en apoyo CAS (Close Air Support) a las unidades terrestres.
   * Apoyo a la evaluación de los sistemas de defensa y seguridad de las unidades aéreas.
   * Combate en areas pobladas FIBUA (Fight in built-up areas).
   * Protección física y defensa terrestre dentro del concepto FP/STO (Force Protection/Survive to Operate).
   * Entrenamiento del personal TACP que participa en Operaciones de Mantenimiento de Paz.
   * Apoyo en la calificación y evaluación de los FAC.

El EZAPAC prepara y mantiene activado para la Fuerza Conjunta de Reacción Rápida de España (FCRR), un Equipo Operativo con su Plana Mayor, un equipo TACP y un equipo de tiradores de precisión.

MERITOS

Durante los años 1987, 1988 y 1989 el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas mantuvo una colaboración activa en sucesivas Campañas de Rescate durante las inundaciones ocurridas en la Región de Murcia. Por su actuación en las mismas, la Unidad recibió la Medalla de Plata Colectiva de Protección Civil con distintivo azul.

Por acciones en zona de operaciones, se le han concedido varias condecoraciones al personal del Escuadrón, como la Medalla al Mérito Aeronáutico con Distintivo Azul.

En reconocimiento a la labor que el EZAPAC viene desarrollando con éxito en las misiones humanitarias, y por los más de 50 años junto a la población de Alcantarilla colaborando incondicionalmente en la Semana Santa, la Junta de Hermandades Pasionarias de la ciudad ha otorgado al Escuadrón el "Escudo de oro de la Junta de Hermandades Pasionarias de Alcantarilla", distinción pocas veces concedida.

El Distintivo

El distintivo del Escuadrón se compone de tres elementos fundamentales: el machete simbolizando la iniciativa y la acometividad, el paracaídas y las alas del emblema de aviación. El nombre de la Unidad abreviado figura en la parte inferior del escudo sobre la enseña nacional, siendo bordeado el conjunto por el lema de la Unidad.

El Escuadrón de Zapadores Paracaidistas del Ejército del Aire (EZAPAC)

Las Fuerzas de Operaciones Aéreas Especiales son unidades militares formadas y entrenadas para llevar a cabo misiones rápidas y contundentes con una característica esencial: la precisión en apoyo al Poder Aéreo.

Las guerras de tipo convencional disminuyen pero proliferan conflictos armados que, tanto por sus causas como por sus efectos, tienen implicaciones notables más allá del lugar en donde se producen, como es el terrorismo transnacional, difícil de percibir y con disposición y capacidad para infligir daño indiscriminadamente. Todo ello requiere una respuesta proporcional, acorde a los requerimientos tácticos, operacionales, políticos, sociales y tecnológicos del escenario estratégico de nuestro entorno.

El Escuadrón de Zapadores Paracaidistas del Ejército de Aire está dotado de nuevas capacidades militares para dar respuesta eficaz a las necesidades de este mundo de seguridad internacional tan complejo; tiene una preparación específica en tácticas y estrategias orientadas al combate adecuadas para cada misión. El grado de instrucción de sus integrantes es muy elevado en los aspectos técnico, físico y psíquico, además de variado por la versatilidad de las capacidades de operaciones especiales en que actúan, dotando a sus hombres de una gran capacidad de adaptación.

Su discreción, versatilidad y alta relación coste-rendimiento constituyen una de las herramientas más eficaces de que disponen las Fuerzas Armadas para combatir o anular los actuales riesgos. La naturaleza de la amenaza asimétrica y la necesidad de mantener la legitimidad de las acciones y de evitar daños colaterales y fratricidio exigen operaciones rápidas, limitadas y decisivas. Las operaciones aéreas especiales reúnen en un alto grado estas tres características.

La neutralización de objetivos estratégicos detrás de las líneas enemigas, la transmisión de información desde zona enemiga, el control terminal de aeronaves, la búsqueda y rescate de tripulaciones aéreas, así como el adiestramiento no convencional, han dejado manifiestamente patente que son un terreno abonado para las fuerzas de operaciones aéreas especiales. Su instrucción y doctrina de empleo cuadran excelentemente con combates de nueva generación donde priman la movilidad, la dispersión y la ocultación.

El EZAPAC es la unidad de operaciones especiales del Ejército del Aire responsable de la ejecución de operaciones aéreas especiales, tanto de combate (acción directa: golpes de mano, neutralización y destrucción de objetivos del poder aéreo enemigo, rescates de combate en territorio enemigo....) como de apoyo al combate (infiltración de patrullas de reconocimiento e información en zona enemiga para misiones de observación, control terminal de aeronaves para desembarco o lanzamientos paracaidistas, señalización de objetivos tácticos y estratégicos o defensa puntual de zonas de despliegue de Unidades Aéreas).

Además de los cometidos operativos descritos anteriormente, la Unidad tiene como labores secundarias las de instruir y preparar a tripulaciones aéreas en materia de supervivencia (en sus diferentes ambientes), rescate de combate y resistencia a interrogatorios y trato de prisioneros; pruebas de material y armamento diverso susceptible de adquisición para el Ejército del Aire.

El "Zapador Paracaidista" aúna las características del combatiente, mediante un entrenamiento extraordinariamente duro, y las del técnico pues sus misiones están relacionadas muy directamente con la actuación de las Fuerzas Aéreas, en beneficio de éstas donde el material a utilizar pertenece siempre a los de última generación.

Con nuestro lema "Sólo merece vivir quien por un noble ideal está dispuesto a morir", las mujeres y hombres de este Escuadrón quieren ser orgullo de la Nación Española a la que sirven. Aceptaremos sin reserva los retos y compromisos de futuro y el dinamismo de los nuevos planteamientos estratégicos, por la seguridad, la libertad y defensa de los intereses de nuestro pueblo.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal